contencion

Contención

Los efectos de la ansiedad se manifiestan como experiencias corporales y  vivencias colectivas.

Profesor: Enrique Galán Santamaría

Profesor

Enrique Galán Santamaría

Psiquiatra de la escuela de Jung. Impulsor de la psicología analítica en España.

Opiniones de los alumnos

 
 
 
 
 

Descripción

Contención y liberación en tiempos de ansiedad.
Ahora es la era de la ansiedad
W. H. Auden

A través de este ciclo de charlas proponemos tres aproximaciones a imaginarios que describen cómo los efectos de estos tiempos de ansiedad se manifiestan en nosotros como experiencias corporales y como vivencias colectivas. La tendencia al amurallamiento y el sectarismo se presentan ante nosotros —como individuos y como ciudadanos— como un recurso para contener estos efectos y para lograr esa “naturaleza sin alquimia”, ascética, que oponemos a la dinámica libre de la psiquis y del encuentro social.

11 de abril: el vampirismo, voracidad y sectarismo. Por Rita Hernández de Capriles.

Nos interesa la figura de Drácula como personificación del arquetipo del Vampiro en la historia, la literatura y el cine. Desde su aparición en sagas, leyendas, folclore y mitos se va materializando el Conde Drácula con todo su fuerza y permanencia en el tiempo. Veremos sus características psicológicas dentro de la dinámica del Eterno Adolescente y el Anciano. Luego, una descripción de los aspectos más oscuros y sombríos que se manifiestan bajo su poder seductor y su insaciable y voraz anhelo de inmortalidad. Por último, el tipo de relaciones sectarias, parasitarias, simbióticas y de dependencia que se establecen debajo de esta capa roja y negra de erotismo y muerte.

25 de abril: presencia de dioniso. Por Enrique Galán Santamaría

Crece el puritanismo en nuestro mundo, pretendidamente apolíneo. Leyes, reglas, ordenanzas, algunas de una crueldad superlativa, se multiplican para asegurar la proporción de ganadores y perdedores. Bajo el totalitarismo de un único dios llamado dinero, en cuyo nombre se decide la suerte de todos, sus sacerdotes sostienen impávidos una liturgia incongruente con su propia teología, la economía académica. Frente a esta farsa, se levanta una vez más Dioniso para iluminar el mundo ajeno a la Ciudad, donde la libertad extática de las ménades, el pandemónium de la ebriedad de su alegre cortejo y el canto del enamorado Orfeo aseguran la victoria de la vida indestructible.

Menú de cierre
×
×

Carrito